Loquillo Y Los Trogloditas – “Mis Problemas Con Los Mujeres”

El tándem José María Sanz “Loquloquilloillo” y Sabino Méndez es algo indivisible, no se entiende el éxito de Loquillo y Los Trogloditas sin ellos juntos. Loquillo nunca fue un gran cantante, siendo puristas, pero no ha habido rockero como él (con permiso de Bruno Lomas, si acaso) en  el rock patrio, como tampoco ha habido compositor de himnos de rock’n’roll como Sabino Méndez. Y cuando digo himnos, me refiero a himnos de verdad, “Cadillac Solitario” (mi hijo mayor que ayer cumplía 15 años flipa con ella, casi treinta años después), “El Ritmo del Garage”, “Quiero Un Camión”, “Rock’n´Roll Star”, “Esto No Es Hawai”, “El Rompeolas”…. y no estoy mencionando las del disco de hoy.

Este “Mis Problemas Con Los Mujeres” fue el cuarto disco de estudio de Loquillo Y Los Trogloditas y aunque en casi todos los discos de Loquillo y Sabino, en cualquiera de sus encarnaciones, hay canciones que me gustan, este es el que más me ha gustado desde aquel 1987 en que se editó, el que más he cantado y el que más he bailado en los bares. Antes hablaba de himnos, aquí hay unos cuantos más, “Piratas” ,”Siempre Libre” y fundamentalmente “La Mataré”, para mi junto con “Cadillac Solitario”, la mejor canción que haya compuesto Sabino Méndez nunca. “La Mataré”, una canción que hoy habría tenido muchos mas problemas de los que ya tuvo en su momento por su supuesta “apología” (negada siempre tanto por Sabino como Loquillo aunque parezca más que evidente) de la violencia de género, una canción que tampoco habría sido lo mismo sin la interpretación del Loco. Un clásico del Rock en español.

Reconozco que he disfrutado volviendo a escuchar este disco, por algo será.

Yo la sentaba en mi regazo,
enloquecía sólo a su contacto.
La he conservado en la memoria.
Tal como estaba.
Siempre a mi lado.
Nunca me juró su amor
lo creía eterno yo.
Y ella me sonreía y
miraba hacia el mar.

Me emborrachaba entre sus brazos
ella nunca bebía, ni la vi llorando,
yo hubiera muerto por su risa.
Hubiera sido su feliz esclavo.
Qué dolor sucio y traidor
me envenena el corazón.
Sé que ella nunca enloqueció.
Jamás perdió el control.

Quiero verla bailar entre los muertos,
la cintura morena que me volvió loco,
llevo un velo de sangre en la mirada,
y un deseo en el alma,
que jamás la encuentre.
Sólo quiero que una vez
algo la haga conmover.
Que no la encuentre jamás
o sé que la mataré.

Por favor sólo quiero matarla.
A punta de navaja
Besándola una vez más.

 

ó https://itun.es/es/Ri7vP

Bonus ¿Se puede ser más chulo y/o tener más arte?

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *