Los Secretos – “Cambio de Planes”

Tenía un montón de discos de Los Secretos para elegir, cualquiera en los que hubiera participado Enrique Urquijo me hubiera valido, creo que todos tienen alguna canción que me gusta. Sentía una especial empatía hacia Enrique, siempre me identifiqué con él. Ya conté por aquí cuando hablaba de su primer disco con Los Problemas algo sobre cómo me atraía su figura. Creo que, en cierta manera, es uno de los grandes infravalorados del pop de los 80, suyas son algunas de las mejores canciones del pop español de aquella época, pero esa fama de blandos, sensiblero, ñoño, etc…le penalizó y mucho. Precisamente esas canciones son las que me hiciero aficionarme a Los Secretos  y en especial a Enrique Urquijo. Y como he empezado diciendo tenía muchos discos para elegir, me podía haber quedado con el primero (el que yo considero el mejor) , “La Calle del Olvido” o incluso “Adiós Tristeza”, pero elegí “Cambio de Planes”. “Cambio de Planes” se editó en 1993, un año que para mí supuso lo que podríamos denominar “el fin de la inocencia”, el mundo se removía a mi alrededor y mucho, creo que fue el momento en que definitivamente entré en la edad adulta y lo hice a hostias, de la mejor manera vaya. “Cambio de Planes” estuvo allí y “Amiga Mala Suerte”, “Me Alegro de verte”, y sobre todo, “Colgado” las cantaba Enrique para mí, estaba clarísimo. Por si fuera poco Enrique seguía reivindicando la figura de José María Granados y Mamá e incluyó como en casi todos sus discos una de sus canciones, en este caso, “Estás Tan Muerto”, que por otra parte encajaba perfectamente en la temática del disco. “Cambio de Planes” no será su mejor disco ni siquiera es mi favorito, pero Los Secretos lo grabaron para mí.

Tan libre tan aislado, buscando nada en ningún lado. 

Alguien tendió una mano y yo me encadené a esos brazos. 

Colgado a sus caderas me fui olvidando de quién era, 

me fui quedando a un lado vencido por mi propia guerra.

Me quedé como un cuadro a su pared pegado 

que nada tiene que hacer salvo seguir colgado. 

Colgado a sus peleas dando la cara ante cualquiera, 

dejando mis ideas perdidas tras sus escaleras. 

Me quedé como un cuadro a su pared pegado 

que nada tiene que hacer salvo seguir colgado. 

Quise bajar del marco, buscar mi sitio en otro barco, 

pero estaba atrapado, como sobre su piel tatuado. 

Me quedé como un cuadro a su pared pegado 

que nada tiene que hacer salvo seguir colgado, colgado.

ó https://itun.es/es/Kpocg

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *